PABLO DI GIORGIO

Arquitecto de profesión, Pablo empezó a enseñar a bailar el tango en la escuela que mas aportó a su formación, (Bohemia, Rincón de Arte, de los maestros Norma Gomez Tomasi y Ernesto Carmona).


Desarrolló su capacidad docente con grupos propios en Buenos Aires, canalizando su pasión por el baile y la docencia.


Encontró en la filosofía del Tango, sus propias raíces, y el origen de la cultura de la que se siente integrante, y a la que siente pertenecer.


Encontró en el baile del Tango, la forma de conjugar la expresión de sus emociones con su necesidad creativa.


Encontró en la enseñanza del baile del Tango, la alegría y la conmoción que se sienten cuando un alumno descubre la magia.


Desde años investiga y estudia sobre la historia del Tango y de sus orígenes. Respetuoso y cuidadoso en el preservar siempre la salud del cuerpo como instrumento para la danza, profundiza su aprendizaje sobre la anatomía y la mecánica del movimiento. Y todavía se divierte.